Rubén Darío

Un intelectual no encontrará en la tarea periodística sino una gimnasia que lo robustece. Rubén Darío
No soy intelectual ni periodista, pero sí creo que el ejercicio de redactar las ideas y ponerle palabras a los sentimientos ayuda a aclarar el pensamiento.
An intellectual will not find in the journalistic work but a gymnastic that strengthens. Ruben Dario
I am not an intellectual nor journalist, but I do believe the work of write down ideas and putting words to the feelings helps to clarify the thoughts.

lunes, 19 de enero de 2009

Hace dos años

Contrario a lo que mucha gente cercana a mi piensa, hace justamente dos años me separé de una persona que llegué a amar. Y hoy dándome cuenta de que ya habían pasado dos años de aquello me sorprendí mucho. Así que supongo que esto va dedicado a esa persona, aún cuando tal vez nunca llegue a leerlo.
Hace cuatro años no sabía que esta fecha llegaría a tener significado alguno, hace tres años estaba feliz sin pensar en lo que pasaría al siguiente año. Hace un año me di cuenta de lo rápido que pasa el tiempo, y hoy decido recordar lo de hace dos años.
Lo que más recuerdo es el momento justo de la despedida, la discusión previa y el resto de ese día son borrosos, lo que importa es el momento de la despedida.
-Bueno... pues vete
-Tú primero.
-No, tú.
-Yo no puedo irme.
-Me voy yo entonces.
Y me di la vuelta, entré al local que estaba frente a nosotros, había un enorme aparador que reflejaba la calle, te vi y se me llenaron los ojos de lágrimas, saludé a quien atendía, fueron segundos, vi de nuevo el reflejo y te busqué... ya no estabas. En un arranque de desesperación y más como un impulso salí a la calle, mire a un lado y a otro, no te vi y corrí tratándo de encontrarte, de decirte que regresaras, pero esa vez realmente te habías ido. Desde entonces el recuerdo de ese momento siempre me ha parecido casi como una película, yo parada en la calle en medio de un mar de gente, buscándote por todos lados, sin encontrarte.
Aún extraño cómo nos llevábamos, nuestros chistes, nuestras andanzas, nuestros dicharachos, nuestras tardes. Las extraño como a cualquier otro recuerdo de una buena época que ya se fué. Es difícil decir que te sigo extrañando, a ti. Pero si algo es seguro es que te recuerdo, y te recuerdo bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada