Rubén Darío

Un intelectual no encontrará en la tarea periodística sino una gimnasia que lo robustece. Rubén Darío
No soy intelectual ni periodista, pero sí creo que el ejercicio de redactar las ideas y ponerle palabras a los sentimientos ayuda a aclarar el pensamiento.
An intellectual will not find in the journalistic work but a gymnastic that strengthens. Ruben Dario
I am not an intellectual nor journalist, but I do believe the work of write down ideas and putting words to the feelings helps to clarify the thoughts.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Despedidas

Las despedidas siempre me han costado mucho trabajo, mucho, mucho trabajo.
No me gusta que la gente se vaya, a donde sea... a otra escuela, otro estado, otra vida, y tampoco me gusta irme.
A lo largo de mi vida ha habido varias personas de las que me he separado por distintas circunstancias, y aún cuando sé que esas cosas pasan, realmente me gustaría poder evitarlas.
Sé que no es el caso, pero cuando la gente se va siempre siento que soy yo la que se queda atrás, a la que abandonan pues. La que se queda con un montón de recuerdos que hacen que me entren nostalgias a la media noche y que muchas veces me hacen llorar.
Recuerdo que siempre lloro cuando tengo que despedirme de alguien, siempre Siempre SIEMPRE, sólo que desde hace algunos años prefiero llorar sola, porque no me gusta que esa persona tenga como último recuerdo una Yoya llorosa, mocosa y sentimental.
Soy alérgica a las despedidas, así de fácil. Pero sé que sería muy egoísta de mi parte querer mantener siempre conmigo a todas las personas que quiero y no dejarlas seguir su camino.
Cada persona que entra en mi vida se queda con un pedacito de mi corazón, y en mi cabeza quedan muchos recuerdos, recuerdos a los que a veces me aferro tontamente y que con el paso del tiempo se llenan de polvo, lágrimas y poesía. Y a veces darme cuenta que la gente a la que yo recuerdo con tantísimo cariño le es taaan fácil decir adiós sin mirar atrás, me duele, mucho, y es cuando me entra un rencor conmigo misma por no poder dejar ir algunos recuerdos.
Me gustaría no tener que despedirme de alguien nunca más, pero es imposible, no puedo ponerles ataduras a las personas que tanto quiero. Supongo que tendré que repetirme, como siempre, que así es la vida, y esperar con toda la ilusión del mundo que esas personas me recuerden bonito, así como yo les recuerdo.
Deseo de todo corazón que a todas las personas que se han separado porque simplemente la vida los lleva a otro camino, les vaya muuuy bien, y les deseo la mejor de la suertes. Espero que nuestros caminos se crucen otra vez... algún día...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada