Rubén Darío

Un intelectual no encontrará en la tarea periodística sino una gimnasia que lo robustece. Rubén Darío
No soy intelectual ni periodista, pero sí creo que el ejercicio de redactar las ideas y ponerle palabras a los sentimientos ayuda a aclarar el pensamiento.
An intellectual will not find in the journalistic work but a gymnastic that strengthens. Ruben Dario
I am not an intellectual nor journalist, but I do believe the work of write down ideas and putting words to the feelings helps to clarify the thoughts.

miércoles, 31 de octubre de 2012

Problemas para dormir

Me preparo para dormir, las luces apagadas, la almohada en su lugar. Me acomodo en la posición fetal y cierro los ojos. Tú, con todo lo que eso implica. Tu sonrisa, tu voz, tus manos, tu risa, tus chistes, tus ojos, todo aparece en mi cabeza; lo sacudo como si fuera fácil hacerlo a un lado, como a un mosquito que no deja dormir. En mi versión imaginaria de ti apareces sonriendo mientras me dices divertido:
- ¿Qué te pasa loca?
- ¡Vete! Déjame dormir.
- ¿Yo qué? Ni siquiera estoy aquí realmente.
Palabras que me desbaratan, ahora no sólo tengo tu imagen y un montón de recuerdos en mi cabeza, sino que tengo que luchar con el vacío-dolor en el estómago que esas palabras me han dejado "No, no, esta vez no lograrás quitarme el sueño, seguro hasta andas pensando en otra y yo acá retorciéndome (literalmente) por estarte pensando" Hago mi mejor esfuerzo por pensar en otra cosa, mariposas amarillas, una luna hermosa, una playa, mi amigos... pero es inútil, todo termina con la idea de tenerte a un lado, y hasta te veo en la almohada a la que abrazo y a la que me aferro en mi angustia.
"Debería entonces ponerme a leer" "¡No! Debería enviarte un mensaje deberías compartir mi insomnio, si no me dejas dormir lo justo sería que no durmieras tampoco" "No seas rogona, ya déjalo" "No voy a poder dormir de todas formas" "sí puedes, piensa en otra cosa"
Concentro toda mi energía en aplicar lo aprendido de la meditación, a liberar mi mente... funciona y comienzo a quedarme dormida, a soñar... te veo besando a otra... inmediatamente me despierto... ahora siento ese mareo que me da al pensarte con otra, ese sudor en las manos por no poder hacer nada, me despeino, me desespero, me levanto y aviento las cobijas... ¡te odio! ¡te odio!
Me dejo caer en la almohada con unas cuantas lágrimas en los ojos. Recuerdo la razón de porqué trataba de dormir... la revisión de tesis del siguiente día, aparece mi asesor diciendo "¿Ese es todo tu avance? Y además ¡te estás quedando dormida!"
- Mejor ya duérmete -me dice la versión imaginaria de ti
- Pero no me dejas dormir
- Ven, sólo abrázame y soñemos juntos.
Sonrío (te abrazo), me duermo y te sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada