Rubén Darío

Un intelectual no encontrará en la tarea periodística sino una gimnasia que lo robustece. Rubén Darío
No soy intelectual ni periodista, pero sí creo que el ejercicio de redactar las ideas y ponerle palabras a los sentimientos ayuda a aclarar el pensamiento.
An intellectual will not find in the journalistic work but a gymnastic that strengthens. Ruben Dario
I am not an intellectual nor journalist, but I do believe the work of write down ideas and putting words to the feelings helps to clarify the thoughts.

viernes, 19 de agosto de 2011

El alambrista

Seguir los sueños, caminar sobre nubes, volar, ver el mundo, desafiar lo imposible, dar un respiro de fantasía a la gente, y ser transportado a un universo donde no existen limitaciones.

¿Qué diferencia existe entre un loco y un soñador? ¿dónde está la línea de la fantasía y la realidad? ¿Qué tan lejos está la magia de la vida?

La cotidianidad apesta! Los sueños, la creación, la imaginación, la libertad de la mente y traspasar las barreras físicas para dejar que el espíritu vuele por lugares nunca antes pensados.

Existe un sueño para cada persona, y sólo en sí mismo se encuentra la fuerza necesaria para lograrlo. Cuando la pasión supera los límites del cuerpo y se convierte en la razón de existir, es cuando una persona es capaz de contagiar ese entusiasmo, y convencer al mundo de que todo es posible.

La pasión no tiene límites, y si la vida está llena de pasión, es una vida sin límites. La pasión lleva a la creación, y esa es tal vez el mejor aporte que una persona puede tener para su propia vida, y para las demás personas.

La pasión llama a las personas, ese sueño es como una inquietante voz que zumba dentro de cada cabeza, y saber escucharlo depende también de saber callar las voces que mil veces dirán que eso no se puede hacer.

No existen límites, sólo obstáculos a vencer. No existen cosas imposibles, sólo existe el camino más adecuado que lleva al logro de los sueños.

La vida no sólo es blanco y negro, está llena de matices, y no existe sólo lo posible y lo imposible, sino aquellas cosas que uno decide intentar hacer, y las que no.

Una vida que se vive al límite no significa correr riesgos absurdos, significa saber ver más allá de lo que la demás gente ve, no significa contradecir a las demás personas, sino brindarles la oportunidad de creer tanto como uno mismo en la aventura de vivir decidido a lograr cualquier sueño, y compartir el goce de una meta alcanzada es equivalente a haber alcanzado cualquier estrella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada