Rubén Darío

Un intelectual no encontrará en la tarea periodística sino una gimnasia que lo robustece. Rubén Darío
No soy intelectual ni periodista, pero sí creo que el ejercicio de redactar las ideas y ponerle palabras a los sentimientos ayuda a aclarar el pensamiento.
An intellectual will not find in the journalistic work but a gymnastic that strengthens. Ruben Dario
I am not an intellectual nor journalist, but I do believe the work of write down ideas and putting words to the feelings helps to clarify the thoughts.

jueves, 4 de agosto de 2011

Primeras impresiones


Hace frío, mucho más del que esperaba, a pesar de que ya me lo habían advertido. No me gusta, no me gusta estar totalmente cubierta de chamarras, bufanda y gorro y sentir que no puedo moverme, siento que no me deja ver y disfrutar la ciudad tanto como quisiera. Para no tener que sacar mis manos de los guantes no he tomado tantas fotos como quisiera, el frío me tiene aterrada. Siempre había dicho que prefería el clima frío por sobre el calor, ahora ansío unos cuantos rayos de sol para calentarme un poco.

Me encantan las calles parejas que tiene, me encanta la educación y respeto vial que, me encanta el contraste de los edificios que existe en el centro de Santiago, aunque no me encantan todos los edificios, pero sobre todo me encanta ver los Andes desde cualquier calle y desde mi ventana.

Me encanta el metro, tan vacío, aún en las horas pico siento que la histeria y el aplastamiento en el metro son leves comparados con los del Distrito Federal, y las estaciones de metro son bonitas, muy coloridas y espaciosas, no tan asfixiantes. Eso sí, el transporte es caro, el más caro en Latinoamérica, por suerte no me molesta caminar, sólo que entonces tardo más tiempo para trasladarme, y siento que los días no me rinden. Oscurece súper temprano, cosa que espero cambie cuando llegue la primavera. A las 6 de la tarde parecen ya las 8 de la noche.

La gente es amable, y soy tan fan de su acento chileno. Nunca había podido imitar del todo bien el acento chileno, ahora hasta siento que se me sale sin querer.

El vino es muy barato y delicioso, también el pan es muy rico. Poco a poco me voy familiarizando con sus artesanías, con su historia, sus colores, su geografía.

Al principio me desconcertó lo extraño que es el sol acá, y de cómo el Norte parece ser el Sur, acá siempre hay sol al Norte y por eso a veces (irónicamente) me norteo. Y el sol de las 12 del día parece sol de las 4 de la tarde. No sé a qué hora amanece, siempre me he encontrado totalmente rendida y dormida cuando eso sucede.

Cada cosa que veo trato de recordarla con precisión, sabiendo que con el tiempo las cosas se volverán familiares, estoy emocionada y muy nerviosa. Estoy contenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada