Rubén Darío

Un intelectual no encontrará en la tarea periodística sino una gimnasia que lo robustece. Rubén Darío
No soy intelectual ni periodista, pero sí creo que el ejercicio de redactar las ideas y ponerle palabras a los sentimientos ayuda a aclarar el pensamiento.
An intellectual will not find in the journalistic work but a gymnastic that strengthens. Ruben Dario
I am not an intellectual nor journalist, but I do believe the work of write down ideas and putting words to the feelings helps to clarify the thoughts.

jueves, 19 de febrero de 2009

Orestes

Caminaba pensando en mil cosas, llevaba un poco de prisa, me dirigía a comer y la verdad es que tenía hambre, así que entre más pronto llegara más pronto comería. Se acercó un chavo a mi
- Ten, te regalo un libro.
Y me extendió un montonsito de hojas tamaño oficio dentro de un folder naranja. Me quedé quieta y lo vi, no supe cómo reaccionar ante eso, no todos los días alguien se acerca diciendo que te "regala" un libro. Temiendo que fuera uno de esos vendedores que obligan a que tomes sus cosas y luego te exigen pago a cambio (como si con el simple hecho de que lo hubieras tocado ya no puedieran aceptarlo de regreso y por lo tanto tienes que comprarlo), me le quedé viendo...
- ¿así nadamás?
- ¿Pues qué otra cosa quieres?
Fue lo que me contestó entre risas. Tomé el folder que me extendía, y sin más siguió su camino, di tres pasos y luego escuché
- ¿cómo te llamas?
Me presenté, me extendió la mano y dijo:
- Yo soy Orestes.
- ¿Orestes?
- Sí, mucho gusto. Nos vemos luego.
Y se fué. Caminé mientras veía el "libro" que acababa de regalarme. Un montón de hojas con poemas, de su autoría supongo, que en realidad no tenían mucho sentido para mi. Pero mientras caminaba iba sonriendo, y ya no llevaba tanta prisa. No todos los días alguien se te acerca y te regala algo tan íntimo a mi parecer, como son poemas producto de ideas y sentimientos que esa persona ha vivido. Aún cuando no tengan mucho sentido, el pequeño encuentro con Orestes me alegró mi caminata, y cuando lo recuerdo me da gusto saber que aún hay gente que te ofrece algo sin esperar otra cosa a cambio. No creo volver a verlo, pero tal vez me dejó algo más que sólo un "libro".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada