Rubén Darío

Un intelectual no encontrará en la tarea periodística sino una gimnasia que lo robustece. Rubén Darío
No soy intelectual ni periodista, pero sí creo que el ejercicio de redactar las ideas y ponerle palabras a los sentimientos ayuda a aclarar el pensamiento.
An intellectual will not find in the journalistic work but a gymnastic that strengthens. Ruben Dario
I am not an intellectual nor journalist, but I do believe the work of write down ideas and putting words to the feelings helps to clarify the thoughts.

lunes, 23 de febrero de 2009

Ortorexia

Los malos hábitos para comer han sido un tema muy frecuente en mi vida. Sé que han existido momentos en la vida en los que no me he alimentado como es debido. Y las consecuencias de esto a veces no se notan hasta dentro de mucho tiempo.
La bulimia y la anorexia son temas que muy frecuentemente se escuchan, pero creo que a veces están más cerca de nosotros de lo que parece. Si bien creo que he llegado a conocer a más de dos chavas con bulimia, también he conocido a gente (tanto hombres como mujeres) que encajan en el perfil de la anorexia, hasta yo he llegado a aceptar que en algún momento llegué a pensar como anorexica. Pesarme más de dos veces al día, tomar muchísima agua, comer únicamente cereal, verme al espejo y pensar "estoy gordísima" y otras muchas manías que por más increíble o locas que parescan llegaba a hacer con la firme idea de bajar de peso (y lo peor es que me lo tomaba bastante en serio).
Los últimos meses también descuidé mi alimentación, aunque por más increíble que paresca la razón por la que no comía es por el simple hecho de que se me olvidaba, podían estar mis tripas pidiéndome a gritos que les pusiera algo en el estómago, pero la idea de "en cuanto termine el plano ya voy a comer" me pasaba por la cabeza, y resulta que terminaba el plano después de 10 o más horas de estar sentada sin comer y sin dormir (a veces sin ir al baño), y para entonces lo único que quería era irme a mi cama, aún con el estómago carcomiéndose a si mismo con los terribles jugos gástricos sin nada que digerir. Así, después de darme cuenta del daño que el hecho de "olvidarme de comer" le estaba haciendo a mi organismo decidí empezar a comer más sano y más frecuente, aunque después de tanto tiempo de pasar mucho tiempo sin comer hizo que no me de hambre durante laaargas horas, lo cual significa que mi cuerpo se acostumbró a que no coma. Y como no me da hambre, no como.
Total que, al fin... aceptando mi problema decidí cargar siempre con algo de comer, y tratar de comer al menos cada 5 ó 3 horas. Empecé a cargar con frutas, y como tampoco quería llenar a mi organismo de porquerías, si compraba algo trataba de que fueran cosas como agua (entre más natural mejor), galletas (nada, absolutamente nada de pan), a preferir ensaladas a la carne (con la idea de que la carne contiene grasa), a no consumir cosas saladas porque retengo líquidos y mil cosas más.
Pues bueno, parece que ahora tengo algo llamado Ortorexia, que es uno de los tantos desórdenes alimenticios, pero en el que la persona tiene un extraño afán con comer lo más sano posible. Es una conducta obsesivo-compulsiva y curiosamente se presenta en humbres y mujeres con un nivel escolar alto (huh?), el problema de esta enfermedad es que "la supresión de grasas puede comprometer la ingesta de vitaminas liposolubles y ácidos grasos imprescendibles para el organismo; la falta de carne, por su parte, disminuye los niveles de hierro y produce anemia". En el caso de los ortorexicos no se preocupan por la cantidad de alimento que se consume, sino por la calidad.
La forma de safarse de esta curiosa patología es conocer y saber que no hay alimentos buenos o malos, simplemente hay que saber la cantidad que debe ingerirse.
Ahora resulta que ni tratando de comer sano las personas se comportan de manera sana. En fin... ya estoy tratando de dejar atrás mis locuras para comer. Como cuando me da hambre o cuando me doy cuenta que llevo un buen rato sin comer, y como lo que se me antoja. Me encantan las frutas y jamás dejaré de preferirlas por encima de unas galletas o un pan. Y las ensaladas también tienen su encanto y no dejaré de preferirlas sobre cualquier otro tipo de comida caliente en un día caluroso. Sólo trataré de ya no estar tan obsesionada con la idea de comer "como se debe" simplemente saber que debo darle a mi organismo lo que necesita para estar "sano y fuerte".
Me preocupa el hecho de que me di cuenta de que hay personas que conosco que pueden tener lo mismo, y también me preocupa que está calificada como una conducta obsesivo-compulsiva, no es la primera que me doy cuenta que tengo (ouch!).
No soy fan de googlear (sarcasmo), pero para más información sólo hace faltar un click y mil y un notas saldrán, o si les da flojera den click aquí, aquí o aquí.
Hasta en wikipedia viene.

2 comentarios:

  1. Lavarse las manos también es obseso-compulsa...

    ResponderEliminar
  2. jajaja... ya sé, pero creo que ya no lo hago taaan seguido.

    ResponderEliminar