Rubén Darío

Un intelectual no encontrará en la tarea periodística sino una gimnasia que lo robustece. Rubén Darío
No soy intelectual ni periodista, pero sí creo que el ejercicio de redactar las ideas y ponerle palabras a los sentimientos ayuda a aclarar el pensamiento.
An intellectual will not find in the journalistic work but a gymnastic that strengthens. Ruben Dario
I am not an intellectual nor journalist, but I do believe the work of write down ideas and putting words to the feelings helps to clarify the thoughts.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Época de muertos

Recuerdo el primer día de mi vida en que noté lo que era el tiempo, tenía a lo mucho unos 5 años, estaba parada frente al espejo mientras mi mamá me peinaba. Estaba pensando en que un día más iría al kinder... un día más, y qué tal cuando ya no fuera al kinder? cuando entrara a la primaria? Me di cuenta de que había muchas cosas que sabía cómo serían, ir otra vez a la escuela, ir a casa de mis tías, jugar con mis primos, ir al cine; pero había algo que jamás había hecho: crecer, me di cuenta de que en algún momento sería "grande" y que no tenía ni la menor idea de cómo resultarían las cosas cuando llegara a serlo, y me di cuenta entonces de que todo lo que había hecho hasta entonces no volvería a hacerlo del mismo modo, me di cuenta pues de lo que era el tiempo.
Tal vez desde entonces nació mi loca afición con las fechas, recordar qué hacía y cuándo lo hacía, no es raro que casi todas mis fotos estén organizadas por fechas, que todos mis apuntes no pueda empezarlos si no tienen fecha, que cada cosa que haga quede marcada con el día en que sucedió.
Estos días (al decir estos días me refiero al 30, 31, 1 y 2) tienen especial significado, no por el Halloween o día de muertos, sino porque por una extraña razón desde hace 5 años recuerdo casi a la perfección lo que hice en estos cuatro días, o al menos un evento en específico que ocurrió cerca de estos días.
Empezando por el viaje a Michoacán hace 5 años, que es este año el evento que he decidido recordar con más claridad. Era el primer viaje de la prepa, me emocionaba, aunque no conociera a mucha gente, podría asegurar que ese viaje fue lo que dió inicio al kinteto, junto con todas las bromas que surgieron con todas las que estábamos en el cuarto. Me acuerdo de cómo chismeábamos, de como nos reíamos, de como criticábamos, de nuestros chistes, cómo olvidar: Rosy tiene cara de vaca!!!, Veo una luz, O sea... traje mis tennis nuevos, y mil y un cosas más que surgieron en el viaje.
Estoy a punto de repetir ese viaje, de regresar a Michoacán en día de muertos, me da miedo que las cosas no resulten bien, y que los buenos recuerdos que tengo de Michoacán queden arruinados como alguna vez se arruinaron mis recuerdos de Chiapas. Voy con un montón de gente que ni conosco, pero igual y eso sirve para tratar de sacar mi lado sociable, y tengo la esperanza de que las cosas resulten bien. Aunque realmente me angustia la idea de que seamos 7 en un mismo cuarto... nos dará tiempo para bañarnos???

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada