Rubén Darío

Un intelectual no encontrará en la tarea periodística sino una gimnasia que lo robustece. Rubén Darío
No soy intelectual ni periodista, pero sí creo que el ejercicio de redactar las ideas y ponerle palabras a los sentimientos ayuda a aclarar el pensamiento.
An intellectual will not find in the journalistic work but a gymnastic that strengthens. Ruben Dario
I am not an intellectual nor journalist, but I do believe the work of write down ideas and putting words to the feelings helps to clarify the thoughts.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Temporada 82

El día de ayer comenzó la temporada 82 del Taller Coreográfico de la UNAM, y como buena fan del taller acudí contenta, aunque debo aceptar que llegué un poco tarde.
Al entrar al teatro me topé con alguien que dijo: ahí adentro está peor que el metro. Supuse que había mucha gente, pero aún así no estaba dispuesta a darme por vencida, sabía que podría disfrutar de la función aunque fuera sentada en las escaleras del teatro. Pero cuál va siendo mi sorpresa cuando realmente todo estaba llenísimo, no había ni una sola butaca vacía, no había un sólo escalón de las 4 escaleritas que tiene el teatro vacío, y la parte de la orquesta también estaba llena de gente, me coloqué en un pasillo como pude, y fue entonces cuando noté que tendría que ver la función de pie (o sea 2 horas parada). La verdad es que al principio me preocupó la idea de que no aguantaría a estar tanto tiempo de pie, pero viendo unas coreografías tan emotivas como suelen presentarse la molestia de estar parada se me olvidó.
Sé que había gente dentro del teatro que no merecía estar ahí adentro (unas estúpidas a un lado mío estaban tomándose fotos en lugar de ver el ballet), pero también sé que había gente que como yo, estaba dispuesta a ver toda la función de pie, con tal de no perder la dicha que brinda cada una de las coreografías.
Como siempre salí contentísima, con la sangre renovada, mil ánimos para hacer las cosas y la sensación de que puedo expresar mis sentimientos con sólo una mirada, porque la verdad es que a lo largo de estos dos años que llevo asistiendo todos los viernes a ver el Taller siento que mi modo de expresarme ha cambiado, todo gracias a la magia que tiene cada una de las coreografías de Gloria Contreras.
Larga vida al Taller Coreográfico de la UNAM!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada